FORMER PUPILS

Viran Morros

Curso 2000/01

Soy Viran Morros exalumno de St. Paul’s (1985-2001) actualmente soy jugador del Balonmano Ciudad Real y de la selección española, sé que os parecerá raro que un exalumno del St. Paul’s se haya dedicado al deporte profesional pero este es mi caso.

Empecé en el colegio con 2 años y estuve hasta los 17, durante todos esos años crecí como persona, aprendí muchas cosas que en su momento no me parecían importantes pero con el tiempo te das cuenta que lo son y me educaron y sobre todo hice amigos.

Hoy en día estoy orgulloso y contento de que mis padres me llevaran al St. Paul’s y poder tener el nivel de inglés que tengo. Por mi “trabajo” viajo mucho y el poder relacionarte sin problemas en aeropuertos, actos, entrevistas, en la pista o incluso ver la tele no tiene precio.

Por otra parte siempre he pensado que la educación que recibí, tanto en mi casa como en el cole, me ha permitido ser la persona que soy en todos los sentidos, cosas tan simples como poder comer correctamente, presentarme en cualquier sitio y tener la confianza de que estoy preparado, saber agradecer las cosas o simplemente saber estar. Estas son cosas que hoy posiblemente no percibís pero hay mucha gente que no lo tiene y creedme es muy importante.

Mi caso no es para nada normal, yo siempre fui un alumno justito, se lo podéis preguntar a vuestra directora, y lo mío siempre había sido el deporte, saqué siempre sobresalientes excepto en un trimestre que casualmente hacíamos balonmano, pero estoy seguro de que cuando acabé el colegio podía haberme dedicado a lo que fuera, compañeros que como yo no eran grandes estudiantes son ahora ingenieros, médicos o abogados. Yo por casualidades acabé siendo un deportista de élite y estoy seguro de que mi paso por St. Paul’s me ayudó mucho.

Para acabar me gustaría deciros que valoréis la suerte de estar en un centro como el que estáis con las instalaciones y profes que tenéis, que disfrutéis mucho de él, que hagáis amigo/as que es lo más importante que hay en la vida y que persigáis vuestros sueños.

Un saludo,

Viran.