La prevención como elemento clave para evitar situaciones de acoso.

La prevención como elemento clave para evitar situaciones de acoso.

Acoso escolar en el siglo XXI

Acoso escolar: Intimidación y maltrato entre escolares de forma repetida y mantenida en el tiempo, con la intención de humillar y someter abusivamente a una persona indefensa por parte de otra acosadora o de un grupo, a través de agresiones físicas, verbales y sociales con resultados de intimidación psicológica y rechazo grupal.

A propósito de la desgracia ocurrida en Sallent, nos preguntamos con ganas de llegar al fondo qué cosas hacemos los colegios y con qué efectividad para prevenir estas situaciones de violencia que están asolando a nuestra población infantil y juvenil.

En la era de la tolerancia, nos enfrentamos a hechos que no entendemos por qué suceden. ¿Nos hemos vuelto tan individualistas que no aceptamos la diferencia? ¿No hemos sido capaces como progenitores y educadores de limitar la crueldad de los niños y adolescentes? ¿Qué hemos hecho con el respeto al otro como norma de convivencia social?

En St Paul´s hemos trabajado para desarrollar un clima de paz social, de empatía y entendimiento desde hace muchos años. Con la ayuda de las actuaciones de nuestro Gabinete Psicopedagógico y aplicando el método Monica Toscano – Prevention in Act, hemos construido un lenguaje común que permite a nuestros profesionales escuchar qué ocurre en los distintos grupos, identificar riesgos y actuar para prevenir que se materialicen. Acoso escolar o bullying, riesgos de las redes sociales, afectividad y sexualidad, drogas y alcohol, anorexia y bulimia, etc. Cualquier riesgo relevante se afronta desde el principio.

Nuestra posición, como centro educativo, es no esperar a que los problemas aparezcan para empezar a actuar, porque entonces suele ser demasiado tarde. Se trata de trabajar de manera continuada en el día a día todas las clases del colegio en una búsqueda activa de los riesgos y situaciones de sufrimiento personal que afrontan nuestros alumnos. La palabra clave aquí es proactividad. E insisto en que no se trata solamente de aplicar protocolos sino de crear, comprender y desarrollar mecanismos que permitan un entorno seguro y respetuoso en el que primen los valores de empatía, integridad y compromiso personal.

Estos son algunos de los principios que mueven nuestras actuaciones en el ámbito del bienestar personal y emocional:

  • Comprometernos con todos y cada uno de nuestros alumnos a fin de propiciar un espacio seguro de crecimiento personal en el centro.
  • Abrir bien los ojos. Porque estas situaciones no siempre son evidentes y estar al tanto de lo que sucede fuera de las aulas Lo que pasa fuera, se vive dentro y mirar para otro lado sólo perpetúa el problema.
  • Trabajar la empatía y enseñar a los alumnos a interiorizar las respuestas y reacciones adecuadas a través de diversas actividades, especialmente, de los talleres que llevamos realizando desde hace veinte años con el método de Monica Toscano – Prevention in Act para erradicar la violencia en las aulas.
  • Mantener abiertos espacios de diálogo donde nuestros alumnos pueden hablar libremente y los adultos escuchar.
  • Continuar con la formación del profesorado que permita profundizar en el conocimiento de las etapas vitales en el desarrollo de nuestros alumnos.
  • Actuar con rapidez cuando se detectan incidencias o surgen denuncias y poner en marcha el protocolo de Tolerancia Cero corregir comportamientos no deseables.

Hablar de acoso escolar es hablar de un tema difícil, doloroso para las víctimas, sus familias, para el centro y para el grupo en el que se produce. Analizar cada situación en profundidad nos permite buscar soluciones individualizadas y nos ayuda a entender que, en cada caso, hay una serie de actores, unos más activos que otros, que esconden una complejidad desconocida para la mayoría: acosado, acosador, grupo-clase, familias. Entre todos se establecen unas relaciones de dependencia, sumisión, poder, sufrimiento y crueldad no limitada.

No seremos tan arrogantes como para decir que en St. Paul’s no ocurre nunca ningún conflicto interpersonal. En absoluto. Las relaciones personales, especialmente en la edad adolescente, son muy ricas y complejas, en algunos casos impredecibles. En St. Paul’s también debemos lidiar con situaciones complicadas.

Lo que sí decimos es que, hace ya más de 20 años, identificamos el bienestar psicológico y emocional como pilar de nuestro proyecto y que, desde entonces, trabajamos sin descanso para identificar los riesgos que afrontan nuestros alumnos y hacemos todo lo que está a nuestro alcance para evitar que se materialicen.

St. Paul’s School, nuestro compromiso con la prevención.

 

Patricia Carranza

Directora



    Summer School 2024 is now full, we hope to see you again next year!